AKG K240 Studio: Análisis y Opinión

4.38 / 5

Mi opinión sobre el AKG K240 Studio

El AKG K240 Studio es perfecto para un estudio en casa, pero también es bueno para estudios más profesionales. Por otra parte, si eres un fan de la estética y el diseño general, es una opción a valorar.

El confort de uso es bueno, la construcción mecánica y general es robusta y estable, mientras que la experiencia auditiva es finalmente atractiva con un rendimiento de sonido potente.

En el estudio, es la elección correcta para una grabación fiable, pero sólo cuando se tienen a mano unos auriculares de monitorización adicionales para determinar los elementos de sonido más delicados.

En cualquier caso, estos auriculares son dignos de ser examinados si quieres ampliar tu arsenal de audiófilos con la tecnología de rendimiento probada y comprobada.

Video Review de los auriculares AKG K240 Studio

Ha habido mucho desarrollo entre bastidores en AKG desde el debut de estos auriculares, sin embargo, con refinamientos por dentro y por fuera. Sin embargo, es el sonido nítido y contundente de estos auriculares lo que demuestra la mayor evolución.

El nuevo sistema Varimotion, con sus transductores XXL de 30 mm, ha sido diseñado para ofrecer un sonido más preciso con una dinámica más rica. Las primeras impresiones auditivas son ciertamente buenas.

Apariencia y sentimiento

El AKG está diseñado pensando en el uso en el estudio y por lo tanto es poco probable que impresionen demasiado con su apariencia.

Dicho esto, el aspecto técnico del diseño de la diadema golpea las notas altas. El diseño delgado tiene dos auriculares suspendidos para mayor flexibilidad, mientras que la diadema ha sido diseñada para soportar un gran desgaste.

De hecho, incluso cuando se distorsionan después de un uso riguroso, estos auriculares pueden volver a su forma original.

Como tales, estos auriculares aguantarán bien un uso más exigente en el estudio. Los auriculares en sí se asientan cómodamente en las orejas, con almohadillas y cubiertas de imitación de cuero que pueden ser reemplazadas fácilmente si es necesario.

Con toda honestidad, estos auriculares no son particularmente llamativos, con una apariencia exterior un poco anticuada.

Sin embargo, si lo que se busca es un buen rendimiento sonoro, estas notas superficiales no son nada de lo que preocuparse.

Una característica de calidad de estos auriculares es el cable desmontable que se conecta a las fuentes externas a través de mini-XLR a la propia base de los auriculares, o a otros dispositivos a través del adaptador de jack incluido.

Con los modelos más antiguos de esta serie AKG, una queja común era el mantenimiento de estos auriculares, con los puntos de conexión en particular que requieren reparación. Con el AKG AK240, esto ya no es algo de lo que preocuparse.

Características del sonido

En lo que respecta al uso en el estudio, los auriculares han tendido a caer en dos campos distintos: los auriculares neutros con especificaciones técnicas ajustadas a la tarea, y los auriculares que se basan en el disfrute del audio.

El K240 Studio siempre ha pertenecido al segundo estilo de auriculares. Esto no quiere decir que no se pueda esperar una destreza analítica con estos auriculares, sólo que el carácter de sonido nítido y potente tiende a distraer de elementos de fondo más sutiles.

En resumen, estos auriculares presentan el panorama más amplio, a veces a expensas de los detalles más finos. Los músicos utilizan estos 240 auriculares de estudio durante la grabación, pero los ingenieros de sonido y los productores que trabajan entre bastidores tendrán que prestar más atención durante el monitoreo y la grabación.

En los medios y altos, estos auriculares AKG se resuelven y revelan de forma fiable las debilidades y fortalezas en el espectro, así como en la resolución espacial del sonido. Sin duda, hay otros auriculares en el mercado que lo hacen mejor, pero el lujo de tal función mejorada viene con un precio superior a la altura.

Con una tasa de impedancia de 55 Ohm, el K20 Studio es una opción ideal para su uso con smartphones y reproductores multimedia, con un sonido muy potente para el día a día.

Aplicaciones

Como el nombre del modelo y las notas del paquete sugieren, el AKG es una opción ideal para el estudio. Gracias a su diseño semiabierto, es una buena elección de compañero de escucha para casi todo tipo de músico que graba material solo en la sala de grabación.

Estos auriculares son adecuados para casi todos los músicos que tocan la batería en bares, transmitiendo bien el sonido del instrumento a los oídos. En los casos en que varios instrumentos acústicos tocan simultáneamente, el rendimiento de la diferenciación es relativamente pobre, por lo que no tiene sentido utilizarlos si se está en la batería, por ejemplo.

El 240 Studio, a pesar de las limitaciones señaladas anteriormente, funciona de manera muy fiable durante las grabaciones.

AKG K240 Studio: Análisis y Opinión

AKG K240 Studio - Cuando AKG se esfuerza por mostrar "Estudio Profesional Estándar" en el envase de un producto, no están haciendo afirmaciones huecas. Estos auriculares son tal y como se anuncian, habiendo sido un elemento básico de muchos estudios durante décadas.

Marca del producto: AKG K240 Studio

Moneda del precio: EUR

Precio del producto: 58

Producto disponible: Disponible

Puntuación del editor:
4.38

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.



Los auriculares
más vendidos del mundo

Audio-Technica ATH-50x
close-link
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad